LLAMADORES DE ÁNGELES

Existe una leyenda acerca de los Llamadores de Ángeles, en donde se cuenta que hace miles de años un grupo de duendes buenos tuvieron que huir del bosque donde vivían en busca de un lugar alejado del peligro que les acechaba.

Pero gracias a su amistad con los ángeles, estos les obsequiaron un colgante con una bola que tenia dentro unas pequeñas campanillas como símbolo de protección. Los ángeles les dijeron que cuando se sintieran en peligro o desprotegidos, agitaran la bola y al oír las campanillas los ángeles acudirían en su ayuda.

 

USO PERSONAL DEL LLAMADOR

Solo pusieron una condición, que era de uso personal y nunca podrían prestarlos, porque si lo hacían la magia desaparecería y su protección con ella. Algunas veces podemos sentir presencias, o cuando a la hora del crepúsculo cuando las sombras nos hacen dudar de nuestros sentidos, adivinamos invisibles presencias, susurros, aleteos, risas contenidas, y hasta puede rozar nuestra mejilla algo que no podemos definir.

Son los ángeles, vienen y van, escuchando nuestros secretos y susurrándonos melodías. El sonido que desprende el llamador de ángeles atrae a las energías angélicas para que puedas sentir su protección, apoyo y amor a tu lado. Los llamadores de ángeles son colgantes llenos de trocitos de plata que al chochar entre sí producen un sonido angelical.

EL SONIDO DE LOS LLAMADORES DE ÁNGELES

El sonido de los trocitos de plata avisa a un ángel de que precisamos de ayuda, y este hace que sintamos la protección, el apoyo y el amor de las energías angelicales. Otra forma es hacerlo sonar cuando se desee algo de corazón, pero de todos modos su sonido armonioso trae paz y alegría al espíritu.

El llamador de ángeles, puede colgarse en la casa, para que suene cuando lo mueva el aire, pero lo más normal es colgarlo de una cadena, a la altura del Chakra del corazón, o si alguien está embarazada, a la altura del ombligo.

logo

Contacta con nosotros

Teléfono: 601 362 901. Divina Piedra Luna